Soy de Cristo 23-10-2016

157 views
1

Señor despierta en tú pueblo vocación de servicio… despierta en ellos tú amor, para que puedan llegar a aquellos que no te conocen, aquellos que sólo conocen religión.
Dios nos perdonó cuando estábamos muertos en el pecado y nos dió vida, el Señor es nuestra luz, nuestra fuerza, nuestro pronto auxilio, El es el que le dá fortaleza a nuestra alma y el que sustenta nuestras vidas.
Estamos en los últimos tiempos, se siente la venida del Señor, Cristo está muy cerca.
No puede ser que el Internet sepa más que los pastores y se ve como el enemigo va dividiendo a la iglesia de Cristo, la iglesia de Cristo es una sola; son aquellos que han creído y han recibido al Señor y El les ha dado el derecho de ser sus hijos.
Tenemos que tener cuidado!.. Porque nuestra lucha no es contra carne y sangre, sino contra los principados y potestades de las regiones celestes.
Usted tiene que ir hasta lo último de la tierra y predicar el evangelio, hay hombres en todo el mundo que son engañados por espíritus engañadores. Cristo dijo… “Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura”, es Palabra de Cristo… es palabra de libertad, hay que predicar hasta en lo último de la tierra.
Mis ovejas oyen mí voz y me conocen dice Dios y conocerán la verdad y la verdad los hará verdaderamente libres, esto no es religión, esto es de vida o muerte y con usted está el más fuerte… Dios!
Cristo dijo: huyan mientras puedan de las iglesias y de las congregaciones religiosas y vengan a Mí que Yo los haré descansar!
La salvación de Cristo no es un veneno! Es salvación… liberación… es vida eterna… es sanidad… es libertad para los jóvenes, esto pasa porque estamos en los últimos tiempos.
Hoy satanás nos está mojando la oreja, pero le decimos… “satanás estás vencido”, y usted sea feliz, porque su nombre está escrito en el Libro de la Vida.Usted tiene que hacer tesoros en los cielos y descansar en Dios!
La Palabra de Dios nunca volverá vacía, así que aprésurese en llevar la Palabra de Dios por toda la tierra.
Si ya no siente amor por su esposa, análicese usted, no golpee, ni insulte a la mujer, la tiene que respetar, porque de ella venimos los hombres.
Confíe en el Señor, espere en El y El hará!
No se enoje con Dios, enójese con el diablo, usted es la iglesia de Jesucristo, es hijo del Dios Todopoderoso! Las ovejas de Cristo no oyen a los salteadores.
La Palabra de Jesucristo no es veneno, es Palabra de Libertad… de Vida… es la Puerta Eterna.
Cristo dice: oren y clamen por todos y al que cree Yo lo traeré conmigo.
Se está formando un núcleo para separar a la iglesia de Cristo, ese es el veneno, porque El viene a buscar a su amada novia y El no comparte su gloria con nadie.
M.E.D.E.A no es la puerta, Cristo es la puerta de la Vida Eterna, eso se enseña acá, para la gloria de Dios, Cristo es la única puerta de salvación, el que por El entrare será salvo…. no hay otra puerta!
Yo soy la puerta… Yo te ciño… Yo te levanto…. Yo te exijo dice Dios.
Está en las Escrituras, nosotros hemos sido transformados por el poder de Dios.
Si usted ha hecho muchas cosas buenas y no le obedece a Dios de nada le sirve, no es ser evangelista… no es ser líder… es ser santo y estar lleno del Espíritu Santo de Dios! Y nadie le podrá hacer frente, ni ningún arma forjada contra usted prosperará porque Dios está con usted, caerán mil y diez mil a su diestra, pero a usted no lo tocará!
El tiempo es corto, los días son cortos, dígale a Dios… ” yo amo Tú Palabra… Tú Palabra es verdad”.
En el libro de los Hechos 4:12 dice: “Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos”.
Usted se preguntará, ¿Por qué perdí a mí marido?… ¿ A mis hijos?… ¿ Por qué sufro tanto? Porque usted no se aferra a Dios, El es el esposo de la viuda y el Padre de los huérfanos.
No hay mayor profecía que la Palabra de Dios!
Hay que despertar a los que están dormidos, Jesucristo es la cabeza del ángulo, porque no hay otro nombre bajo los cielos, en que el hombre pueda ser salvo! No hay salvación en el hombre, esto no es religión, no es un juego, Cristo es una realidad! Si usted cree en El, El le puede sanar el cáncer.
Ya despiértese, pero despiértese y lo alumbrará Cristo.
satanás vino a sembrar veneno en las religiones, él vino a destruir tú matrimonio.
Los que entren por la puerta verdadera que es Jesucristo serán salvos y tendrán paz y prosperidad.
El diablo vino a matar, hurtar y destruir, pero nosotros no claudicaremos, porque sabemos en quien hemos creído.
¿Usted está dispuesto a perdonar? Perdone, diga… “si, yo tengo amor, he perdonado”.
Cristo vino para darnos vida y vida en abundancia, si usted no tiene trabajo arrodíllese en su casa, porque el Pastor de pastores siempre está ahí escuchando su oración, El te dice… no te dejaré solo nunca y nadie podrá sacarte de Mí mano, ni el diablo, ni la muerte, pero… despiértate!.
Esto no es un juego, Cristo no es de yeso o de madera, El tiene oídos y escucha y tiene ojos y ve! Los cielos quedaron vacíos cuando Cristo vino a morir por todos nosotros, vino a morir por los de antes, por los de ahora y por los que vendrán!
Sea obediente a Dios y si usted tiene un pieza, El le dará algo más grande, pero de y Dios le multiplicará,  porque el que le dá al pobre le presta a Dios.
No se vaya de Cristo, porque donde quiera que usted vaya El lo atrapará, porque su amor es más fuerte que la muerte.
Jesús es el buen Pastor y El dió su vida por las ovejas, el buen pastor no vive de las ovejas, porque Dios es el que lo bendice.
Cristo es el que ama tú alma y si usted no es fiel a Dios, El siempre será fiel con usted.
Usted tiene el poder de Dios, rompa con todo muro que el diablo ha creado.
Cuando usted predica lleva Palabra de Salvación y de Vida, porque a través de usted las personas oirán la voz de Dios.
El Espíritu Santo dá testimonio de que somos hijos de Dios.
Dios viene a buscar una iglesia sin manchas, sin arrugas para su gloria.
Los que no son mis ovejas no pueden escuchar mí voz, ni mí mensaje, porque llaman dios a quien no es Dios.
Pida en abundancia y Dios le dará en abundancia, El le ofrece una vida abundante para su gloria!