Presos en Cristo 06-11-2016

387 views
1

Cristo vive y es real y viene a visitar a su pueblo.
Hoy el que no crece en Dios, es porque no quiere crecer, Jesucristo es el sumo arquitecto y si usted se deja construir por Él, Él hará una obra gloriosa con usted.
Las enfermedades que están en el cuerpo, por la Palabra de Dios se pueden destruir.
Deje que el Espíritu Santo de Dios lo selle… deje que lo llene de su amor. Dígale a Dios con todo su corazón y su alma… “Te amo Dios”, es tu pueblo el que te alaba.
Tus caminos no son mis caminos, ni mis pensamientos son tus pensamientos dice Dios.
Quizás ni sus hijos, ni su esposo/a no le abrazan, pero… el Espíritu Santo lo abraza hoy! Dios siempre espera por nosotros, dígale al Espíritu Santo…”Te amo”, El estará con usted hasta el fin.
La familia unida es la unión que hace Dios, en Dios todo se puede, aunque un ejercito acampe contra usted no tema! Somos moradores de Dios en el espíritu, no en la carne.
Tenemos que tener bien clara la visión de nuestro Ministerio, no hay que irse y aunque usted se haya ido y haya abierto casa de oración, sepa que usted pertenece a este lugar… no sea rebelde, Dios te llamó para Él.
Usted tiene que amar a Dios con todo su corazón, porque Él nunca lo dejará, ni se divorciará de usted.
Si a ti te persiguen a mí me persiguen, si a ti te dan un vaso de agua me lo están dando a mi dice Dios.
Usted no es cualquier cosa, a usted lo compró Jesucristo a precio de Sangre, dio hasta la última gota por usted y Él le ha puesto un anillo, usted es lo más precioso y lo más preciado que hay sobre la tierra para Dios.
El único que se ve feo, flaco, gordo, con nariz y boca grande es usted, porque es un desobediente, porque usted tiene que confesar con su boca positivamente y decir… “que bello que soy!…que hombre de oración que soy!… que mujer de oración que soy”! Pero si usted dice cosas feas de usted, es el diablo el que habla por su boca, usted fue hecho a imagen y semejanza de Dios y Él es hermoso!
Jesucristo ya pagó el precio por usted, créalo! No es una religión la que pagó el precio, fue Jesucristo!
En la torre de Babel Dios confundió la lengua de las personas,  porque querían llegar hasta el cielo, esto pasó porque el hombre es rebelde contra Dios.
La unidad no la puede hacer M.E.D.E.A, ni los pastores, ni ninguna organización, nadie puede hacer una unidad espiritual, eso lo hace solamente Dios.
Tenemos que andar en la vocación en la que fuimos llamados por Dios, con toda humildad y mansedumbre y hay que soportarse con paciencia los unos con los otros, no se olvide el llamado que usted  tiene, anhele el amor de Dios, amor es lo que falta, pídale a Dios más amor! Porque el amor es más fuerte que la muerte, porque ni las muchas aguas podrán apagar este amor, ni lo ahogarán los ríos, porque el amor es más fuerte.
Tenemos que ser solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz y habrá paz en su hogar y en sus hijos para la gloria de Dios.
Hay solo un Señor, una fe y un bautismo, es el bautismo espiritual.
En los policías hay vocación de servicio, porque oran antes de salir a las calles, en las cárceles hay iglesias, los presos alaban a Dios adentro de las cárceles, se está moviendo el poder, la paz, el amor, y la unión para la gloria de Dios.
Hay que amarse más, hay que sonreír más y hay que dejar de sentirse perseguido y ofendido, usted tiene que ser buen oidor, lleno de amor y de paz, no ser malicioso, ni contencioso, ni mal pensado, eso es del diablo, piense bien para la gloria de Dios, comience a decir que es un hombre, una mujer de victoria, cuide lo que Dios le dio, usted tiene que tener vocación de servicio, pero preocúpese por Dios primeramente.
Cuando Dios obra en nuestras vidas hace cosas maravillosas, más cuando el pueblo le alaba.
¿Cómo puede ser que usted no sienta gozo por la Palabra de Dios? Usted tiene que sentir el gozo por la Palabra de Dios, usted tiene dones, Dios se los ha dado, para su gloria.
Yo, a ti, a tus hijos y a los hijos de tus hijos los bendeciré con mí gracia dice Dios, El quiere que seamos libres.
Hay sólo una fe, un bautismo y una esperanza en Cristo.
Hay que acordarse siempre de Dios, no cuando tenga problemas, o cuando usted quiera.
A cada uno de nosotros fue dada la gracia conforme a la medida del don de Cristo, por lo cual dice su Palabra…
Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad,
Y dio dones a los hombres.
Mucha gente cree y busca en imágenes o yesos, no busque eso, nada pueden hacer por usted, busque a Dios.
Los médicos llegan hasta donde pueden por un enfermo, después lo dejan en las manos de Dios, porque no saben que hacer, pero Dios si sabe.
Hay que tener la vocación de glorificar a Dios, de que la gracia de Dios entre en nuestros corazones, de que nuestros hijos, nuestros vecinos estén en la gracia de Dios, que todos puedan conocer la gracia de Dios.
Cuando Jesucristo bajó a la tierra, las riquezas de los cielos quedaron vacías, Él es el único que puede vencer el cáncer y hacerlo líquido, Él solamente Él puede hacerlo libre.
Él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo.
En Dios somos más que vencedores, muévase por fe, Cristo fue el que nos levantó!
No es la iglesia la que salva, es Cristo, nosotros seremos levantados con poder en el aire, porque el pueblo de Dios se va perfeccionando, porque  el Espíritu Santo lo va haciendo.
Dios no tiene conexión con el pecado, pero cuando la gracia de Él  está se forma un puente!
El cuerpo de Cristo bien coordinado, va creciendo, para ser un pueblo santo de Dios.
Dígale al Señor… “cuenta conmigo”, Dios es el que le da la bendición.
Todos tenemos que llegar a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, tenemos que llegar a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo.
Es la voluntad de Dios que su familia llegue a Cristo, no deje orar! Usted dirá la Biblia dice: que no todos serán salvos, pero usted tiene que llevar la Palabra de Dios por todo el mundo, salve su casa, su familia, su barrio, su país, para la gloria de Dios.
Pastores, supervisores están para edificar a la iglesia, ese es su trabajo, hasta que todos lleguen a la perfección y a la plenitud Cristo.
En San Juan 1:12 dice… que si usted le cree y le recibe, Él le da el derecho de ser su hijo, no hay ser humano que pueda crear la unidad del Espíritu.
Su Palabra dice… ¿Tan necios sois? ¿Habiendo comenzado por el Espíritu, ahora vais a acabar por la carne?, ¿Tantas cosas habéis padecido en vano? si es que realmente fue en vano, muchos pelean por un título, pero usted tiene que andar como es digno del Señor, en un sólo Señor, en una sola fe y en un sólo bautismo para la gloria de Dios.
Una persona que no madura es como un niño, usted tiene que tener la vocación con la que fue llamado, hasta que todos lleguemos a la perfección de Cristo, para la gloria de Dios.
Tenemos que seguir la verdad en amor, para que crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.
Cuide a sus hijos, llévelos al colegio, no los descuide, ni los deje solos, no le de lugar al diablo.
DECISIÓN DE FE
Señor escuche Tú  Palabra y quiero ser lleno de Tú gracia y de Tú Espíritu Santo y quiero aprovechar la oportunidad que Tú me das para ir a toda mí familia, a todos mis amigos y enemigos, para que ellos lleguen a comprender Tú belleza, hasta que conozcan Tú libertad.
Señor ahora creo y te recibo en mi corazón como único Dueño y Salvador de mí vida, creo que has muerto por mí y has resucitado, perdona mis pecados y anota mí nombre en el Libro de la Vida…Amén.

Deja un comentario